Pendón de las Navas de Tolosa, Tesoros del Mesón Despeñaperros

Publicado el

El Mesón Despeñaperros es un establecimiento de los años 50 del pasado siglo y que guarda múltiples tesoros fruto de su historia y anécdotas. Despeñaperros, es uno de esos lugares mágicos que no dejan indiferente a nadie, lugar de una de las Batallas más importantes de la historia de España. La Batalla de las Navas de Tolosa, en ella, se da nombre a uno de los tesoros que exponemos en nuestra casa. El Pendón de las Navas de Tolosa, una réplica donada por nuestra paisana Paloma. Te contamos su historia. 

Pendón de las Navas de Tolosa, Tesoros del Mesón Despeñaperros

Un poco de historia

El Pendón de las Navas de Tolosa posee un tamaño de 3’3 por 2 metros, está tejido en oro, plata y sedas con predominio los colores rojo, amarillo, azul, blanco y verde, con inscripciones de alabanza a Allah que rodean una gran estrella central de ocho puntas.

Tradicionalmente, se pensaba que este pendón fue el botín de Alfonso VIII de Castilla al derrotar al califa almohade al-Nasir li-Dîn Allah en 1212, tras vencer en la Batalla de las Navas de Tolosa. Tras estudios recientes, parece que pasó a los cristianos con Fernando III el Santo, después de tomar Jaén, Córdoba y Sevilla, y fue trasladado al Monasterio de las Huelgas al hacer éste obras en el claustro del mismo.

Inscripciones del Pendón de las Navas de Tolosa

En el círculo central: al-mulk (“el poder” o “la soberanía”).En las cuatro cenefas que enmarcan el cuadrado central, grafía nasjí: azora LVI, aleyas 10-12:

“¡Creyentes! ¿Queréis que os indique un negocio que os librará de un castigo doloroso?: ¡Creed en Dios y en su Enviado y combatid por Dios con vuestra hacienda y vuestras personas! Es mejor para vosotros si supierais… Así, como os perdonará vuestros pecados y os introducirá en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos y en viviendas agradables en los jardines del Edén. ¡Ése [es el éxito grandioso]!”.

En la cenefa superior:

“[Me refugio] en Dios de Satanás, el apedreado. En el nombre de Dios el Misericordioso, el Clemente. Bendiga Dios…”.

Pequeñas cenefas que enmarcan la superior:

“No hay más Dios que Allah y Muhammad es su Profeta”.

En las medias lunas de abajo, diferentes expresiones alternando:

“El Imperio eterno”, “la felicidad perpetua”, “salvación perpetua”, “Loor a Dios por sus dones”, “Salud eterna”.

En el Mesón Despeñaperros lo encuentras en la entrada, junto a la chimenea. 

Esta joya donada por Paloma, cuyo trabajo hizo posible esta réplica. En sus palabras.

«El pendón fue realizado por la Odaliscas cuando se cumplió el 800 aniversario, fue un trabajo de muchas tardes en mi patio, lo disfrutamos mucho y era también el pequeño homenaje al otro bando ya que éramos Odaliscas. Y antes que dejarlo guardado decidimos que dónde podría estar mejor expuesto que en nuestro querido Mesón y el que lo aceptaría y exponerlo allí nos hizo felices y seguimos sintiéndonos así cuando vamos y le vemos allí. Siempre gracias»

¿Sientes curiosidad por ver sus detalles?